Citroën 2CV de chocolate, un delicioso icono hippy

2cv-coche-de-chocolate-belga

El patito feo de la industria del automóvil, y uno de los vehículos preferidos por los hippies, ahora elaborado en un delicioso chocolate belga de primera calidad.

En Gourmet Leon incorporamos a nuestro catálogo esta original figura de chocolate, que se une a la colección de vehículos vintage de chocolate:

  • JCHMD3002.7 «VESPA SCOOTER» de chocolate con leche coloreado
  • JCHMD3003.7 COCHE MINI «NINO» de chocolate con leche coloreado
  • JCHMD1201.20 BUS DE SURF «BREEZE» de chocolate blanco coloreado
  • Y ahora también
    JCHMD3013.7 COCHE 2CV «MELANIE» de chocolate con leche coloreado

Este simpático 2cv de chocolate, se elabora con 220gr de chocolate con leche belga, que luego se colorea con ingredientes naturales, y se presenta en estuche de acetato transparente.

Un regalo original e ideal para infinidad de ocasiones … regalo para padres o regalo para profes … regalos para amigas o regalos para madres … regalos para hippies o regalos para chicos … regalos para chocolateros … regalos de empresa o regalos de cumpleaños … en definitiva ¡regalos de chocolate!

historia-del-2cv

HISTORIA DEL CITROËN DOS CABALLOS

La historia de este mítico modelo se remonta a 1929, aunque no es hasta 1936 cuando empieza a tomar forma. La idea era fabricar un vehículo económico y seguro. Debía ser el vehículo ideal para el granjero que necesitaba transportar una bala de paja o llevar los huevos al mercado, a ser posible sin que se rompieran. En 1937 nacía un primer prototipo del taller de Citroën. No se parecía a ningún otro coche.

Es en 1939 , todo estaba listo para su comercialización, pero … estalla la II Guerra Mundial, y se destruyen todos los prototipos fabricados, dejando sólo uno, que se mantuvo desmontado durante la guerra y escondido para que no fuera descubierto y copiado por los alemanes.

Por fin, el 7 de octubre de 1948 el dos caballos fue presentado en el Salón del Automóvil de París, provocando las burlas de la prensa del motor. Así pues, el 2CV fue un producto de la posguerra. Una coche sencillo que servía para casi todo y cuyo motor de nueve caballos de potencia le permitía alcanzar una velocidad máxima de 65 kilómetros por hora.

El pequeño automóvil de Citroën, tuvo de inmediato un gran éxito comercial. El número de pedidos era tal, que durante la primera mitad de los años cincuenta, era necesario esperar más de cinco años para conseguir uno. El dos caballos pasó a ser una parte importante del paisaje y no había calle, ni carretera, donde no apareciera uno. Pronto dejó de ser el coche de los granjeros para convertirse en el favorito de los jóvenes.

the-hippie-movement

EL MOVIMIENTO HIPPY

Mientras el Citroën 2cv iba ganando adeptos, y ya en los principios de los años 60, comienza el movimiento hippy. Un movimiento contracultural nacido en San Francisco y exportado al resto del mundo. Paz, drogas y amor libre, eran sus premisas.

Sus adeptos empezaron a vestirse con ropas psicodélicas de dibujos florales y los chicos se dejaban largas barbas. Comenzaba una nueva época en la moda, el cine, la música y la literatura. Pero no era sólo eso, nacía el concepto “Flower Power”, una forma de llamar la atención para que la gente convirtiera la guerra en paz. Una resistencia pasiva a la Guerra de Vietnam que representaban entregando flores.

La cultura hippy incluía los viajes al extranjero como un medio para encontrarse y comunicarse con los demás. Los primeros mochileros emprendieron lo que se conoce como el “hippy trail”, a través de Europa y el Medio Oriente hasta la India. Hacían autostop, viajaban en transporte público o utilizaban autobuses de dos pisos renovados y autocaravanas. Siempre viviendo lo más barato posible.

Después del mítico “Summer of Love” de San Francisco, el 21 de octubre de 1967, 100,000 hippies marcharon en protesta pacífica hacia el Pentágono. Se encontraron con una barrera de 2.500 soldados, y la violencia estalló. La protesta duró casi tres días antes de que se restableciera la orden.

Ya a mediados de la década de 1970, el movimiento hippie comenzó a desacelerarse. Estados Unidos ya estaba fuera de Vietnam, y llegaban los yuppies. El libertarismo social de los hippies tomaba un rol más simbólico, que seguiría instaurado unos años más en algunos puntos del mundo, como en la isla de Ibiza.

EL COCHE HIPPY

Y con todo este lío que se traían, los “flower power” necesitaban moverse. Pero moverse sin dejar de lado sus valores. Los vehículos que utilizarían, debían ser económicos, fiables y fáciles de reparar. La lista de posibles, no era muy larga y, si las VW Vans fueron el bus hippy, el Citroën dos caballos, fué el coche hippy por antonomasia.

¿Que te parece nuestro Citroen 2CV de chocolate?, ¿no es un delicioso icono hippy?

2cv-coche-de-chocolate-belga.2

Para más detalles y ampliar información de los productos Gourmet Leon, puedes consultar nuestros catálogos, ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico: info@gourmet-leon.net; en el teléfono de atención al cliente: 955 737 019; o rellenando este pequeño formulario que nos llegará directamente: